— Los Cedear le dan paso a otros activos protagonistas que aparecen más rentables