— La deuda CER quedó cara y los inversores ahora apuestan por estos bonos